Resolución de la directora general de Ordenación, Innovación y Formación Profesional de 28 de abril de 2015 por la que se convoca a los centros de Educación Infantil y a los centros de Educación Infantil y Primaria públicos y privados concertados sostenidos con fondos públicos de las Islas Baleares para participar en el Proyecto De la Tierra al Currículum

Sección:III. Otras disposiciones y actos administrativos
Emisor:CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN, CULTURA Y UNIVERSIDADES
Rango de Ley:Resolución
 
EXTRACTO GRATUITO

"El gran desafío de nuestro tiempo es crear comunidades ecológicamente sostenibles, comunidades en las que podamos satisfacer nuestras necesidades y aspiraciones sin disminuir las posibilidades de las generaciones futuras" son palabras citadas por Fritjof Capra, cofundador del Center for Ecoliteracy de Berkeley en las Jornadas de formación de profesorado "Educación para la vida" (septiembre 2011). Este acontecimiento tuvo tal éxito de participación que generó la convocatoria de tres Jornadas más (2012, 2013 y 2014) que han tenido un gran éxito de participación y han supuesto la constatación del interés del profesorado de las Islas Baleares en un modelo de enseñanza centrada en principios como el de la ecología activa. La sostenibilidad es un estilo de vida y un objetivo que se puede alcanzar a través de la educación, con actuaciones que incluyen experimentar con el mundo natural, aprender cómo la naturaleza sostiene la vida, cultivar comunidades saludables, con la adquisición de habilidades propias del pensamiento sistémico y crítico, y la capacidad de resolver problemas de forma creativa, aplicando la ética medioambiental a las nuevas situaciones.

Durante el último cuarto de siglo, la ciencia de vanguardia, mediante un nuevo lenguaje propio de la teoría de sistemas, ha facilitado una nueva visión y comprensión de los complejos y altamente integradores sistemas de vida. Pero la idea central es la existencia de un patrón de vida básico, común para todos los sistemas de vida: los organismos vivos, los ecosistemas y también los sistemas sociales. Este patrón básico es la red. Una de las características más importantes de estas redes de vida es el hecho de que todos los nutrientes se transmiten por ciclos. En un ecosistema, la energía fluye a través de la red, mientras que el agua, el oxígeno, el carbón y todo el resto de nutrientes se mueven dentro de estos ciclos ecológicos bien conocidos. Donde hay vida hay redes; y donde hay redes de la vida hay ciclos. Ahora bien, estos fenómenos básicos descritos por estos términos técnicos curiosamente son los fenómenos experimentados, explorados y entendidos por el alumnado mediante el cultivo de un huerto escolar.

En el huerto se aprenden muchas cosas. Sobre la red de relaciones alimenticias, el alumnado descubre qué camino sigue cada alimento, desde el momento en que es una semilla hasta que llega al plato. Se aprende que las plantas verdes tienen un papel vital en el flujo de energía mediante el fenómeno de la fotosíntesis. También, en el cultivo de un huerto, se integran los ciclos alimenticios naturales dentro de los ciclos de plantación, crecimiento, cosecha, compost y reciclaje; se aprende que el conjunto del huerto está encajado dentro de sistemas más amplios, que son otras redes vivas con sus ciclos propios. Todo ello convierte el huerto ecológico escolar en un recurso muy valioso, con su uso pedagógico conseguimos que el alumnado aprenda en el mundo real, conozca la naturaleza de primera mano y que se dé cuenta de que es una parte de la red de la vida.

La teoría de sistemas sostiene que el estudio de las propiedades de los sistemas vivos no se puede reducir al estudio de las partes más pequeñas. Aunque podamos distinguir las partes de cualquier sistema vivo, la naturaleza del conjunto siempre es diferente de la simple suma de las partes. Esta nueva manera de pensar, conocida como pensamiento sistémico, es clave para entender las relaciones y su estudio es el que nos lleva al estudio de patrones, lo cual es central en la ecología. Pensamiento sistémico significa pensar en términos cualitativos de relaciones, de conectividad y de contexto, y nos indica que todos los sistemas vivos comparten un conjunto de propiedades comunes y de principios de organización.

Aceptar la naturaleza como profesor/a conlleva aprender a pensar de una manera sistémica. Preparar las clases sobre conceptos ecológicos tan esenciales como la sostenibilidad, los sistemas anidados, los ciclos, la interdependencia o la diversidad, para volver a insistir más adelante en situaciones más complejas ayuda a integrar el aprendizaje entre las áreas. Los estudios más recientes de neurociencia y de desarrollo cognoscitivo han aportado una nueva manera sistémica de entender el proceso de aprendizaje. Esta reconoce la construcción activa del conocimiento, en el que toda la información nueva está relacionada con la experiencia del pasado, en una búsqueda de patrones y de significado, como también de los diversos estilos de aprendizaje que involucren inteligencias múltiples y el contexto emocional y social en el que el aprendizaje se desarrolla.

Esta nueva manera de entender los procesos de aprendizaje sugiere el diseño de un currículum integrado que ponga énfasis en el conocimiento contextual, en el que las diversas áreas temáticas se perciben como recursos al servicio de un foco central. La manera más idónea de llegar a esta integración es utilizar el enfoque del "aprendizaje...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA