Decreto del Reglamento de Montes (Decreto 485/1962, de 22 de febrero)

Publicado en:BOE Num. 61 (1962)
Ámbito Territorial:Normativa Estatal
Rango:Decreto
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
TÍTULO PRELIMINAR De la administración forestal del Estado Artículos 1 a 3
ARTÍCULO 1
  1. La Administración Forestal del Estado, adscrita al Ministerio de Agricultura, está constituida por los Organismos y Autoridades que, en dicho Departamento, dependen de la Dirección General de Montes, Caza y Pesca Fluvial, a los que corresponde administrar los montes del Estado, ejercer la función técnica, tutelar o de vigilancia que la Ley les asigna con respecto a los demás públicos y de particulares y, en general, aplicar la legislación forestal.

  2. La dirección técnica de los Servicios corresponde al Cuerpo de Ingenieros de Montes, que se regirá por su Reglamento Orgánico.

ARTÍCULO 2

Se mantendrán, como elementos sustantivos y tradicionales de la Administración Forestal el Consejo Superior de Montes, Organismo esencialmente consultivo e inspector, de la máxima jerarquía; el Distrito Forestal, unidad administrativa en el ámbito de la provincia, referida a cada una de las que componen la nación y las Divisiones Hidrológicas-forestales, encargadas de la restauración de las cuencas de los ríos.

ARTÍCULO 3

De la citada Administración formarán también parte el Patrimonio Forestal del Estado y los Servicios y Dependencias generales, regionales o provinciales que, como éste, tengan cometidos específicos regulados por las correspondientes Leyes, Reglamentos o disposiciones normativas de jurisdicción y funcionamiento.

LIBRO I De la propiedad forestal Artículos 4 a 188
TÍTULO I Concepto y clasificación de los montes Artículos 4 a 37
CAPÍTULO I Concepto legal de los montes Artículos 4 a 7
ARTÍCULO 4
  1. Se entiende por monte o terreno forestal la tierra en que vegetan especies arbóreas, arbustivas, de matorral o herbáceas, sea espontáneamente o procedan de siembra o plantación, siempre que no sean características del cultivo agrícola o fueren objeto del mismo.

  2. Bajo dicha denominación se comprenden también los terrenos que, aun sin reunir las condiciones determinadas en el párrafo anterior, hayan quedado o queden adscritas a la finalidad de ser repoblados o transformados en terrenos forestales como consecuencia de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA